Efectos de la radiación II

<< Efectos de la radiación I
Europa será brillante

central-nuclear-2 EDEs muy posible que durante este siglo la vieja Europa, vuelva a ser brillante.

No será por el Euro, ni por volver a ser una gran fuente de cultura, ni por recuperar a sus grandes artistas o pensadores, en esta ocasión brillarán todos y cada uno de los europeos sea cual sea su nivel intelectual o social.

Y este logró no se les podrá arrebatar a sus legitimos dueños los grandes lideres politicos y sus politicas de desarrollo.

Es posible que no dentro de mucho tiempo, se pueda ver desde los satelites brillar a Europa, pero no sera por el brillo de las luces de sus ciudades, sino por la radiación atómica, que lenta pero inexorablemente se va desplazando desde los cementerios atómicos hacia las aguas subterraneas, los campos y ciudades, pero no crea que esto es solo obra del azar, hay aún muchos políticos que continuan aportando su granito de arena para que esto finalmente se convierta en realidad, y lo hacen creando nuevas centrales y nuevos cementerios atómicos.

Reproducimos un fragmento de la Carta del jefe indio Seattle :

“Sabemos algo que el hombre blanco descubrirá algún día:
que nuestro Dios es su mismo Dios.
Ahora pensáis quizá que sois dueño de nuestras tierras; pero no podéis serlo.
El es el Dios de la humanidad y su compasión es igual para el hombre blanco.
Esta tierra es preciosa para El y el causarle daño significa mostrar desprecio hacia su Creador.
Los hombres blancos también pasarán, tal vez antes que las demás tribus.
Si contamináis vuestra cama, moriréis alguna noche sofocados por vuestros propios desperdicios.”

Es una pena que sea un indio salvaje quien ha escrito esto hace más de un siglo y medio, porque si fuera un científico moderno o un lider político actual, sin duda la gente le creeria.

Veamos estos datos :

asse-residuos-nuclearesEl Ministerio de Asuntos Sociales del estado federado alemán de la Baja Sajonia, ha registrado un aumento de los casos de cáncer entre los habitantes de las localidades cercanas al cementerio de basura nuclear de Asse al norte de Alemania.

El análisis del registro epidemiológico de cáncer ha comprobado que, entre los años 2002 y 2009, los casos de leucemia entre hombres se han más que duplicado.

El cáncer de páncreas entre las mujeres se ha triplicado comparándolos con los de otras regiones que se consideran registros normales.

Otras fuentes hablan de que entre las mujeres hubo una triplicación de la tasa de cáncer de tiroides en los mismos años, según cifras confirmadas por las autoridades del distrito de Wolfenbüttel.

Es decir que los efectos han tardado mas de 40 años en hacerse evidentes en los seres humanos o quizas recién ahora se dan a conocer porque ya no pueden seguir ocultándose ya que estos datos fueron divulgados por la cadena de TV pública alemana.

Según la agencia noticiosa EFE el cementerio alemán contiene los residuos nucleares de baja y media actividad de vida larga, pero no habla de que incluye plutonio, cesio y tritio (isótopo de hidrógeno).

En total, el residuo de ese cementerio nuclear contiene más de 100 toneladas de uranio, 87 toneladas de torio, y más de 11 kilogramos de plutonio que tiene una vida activa de 24.000 años y recién solo pasaron algo más de 40 años.

Los medios “adscriptos” tratan de quitarle importancia al asunto diciendo que las autoridades han creado un “grupo especial de trabajo” para estudiar las causas y orígenes del aumento de los casos de cáncer entre los habitantes de la zona del depósito nuclear de Asse, y que el informe del Ministerio de Asuntos Sociales de la Baja Sajonia señala que se desconocen todavía las causas concretas del incremento de los casos de cáncer.

Lo que dicen los medios “adscriptos” es una media verdad (o media mentira), porque podría aún desconocerse las causas del incremento de los casos de cáncer, LO QUE NO PUEDEN DESCONOCER LOS MEDIOS “ADSCRIPTOS” ES LA SIGUIENTE INFORMACION (tomada de una enciclopedia básica):

“Los efectos biológicos de la radiación, consecuencias de la acción de una radiación ionizante sobre los tejidos de los organismos vivos se debe a que la radiación transfiere energía a las moléculas de las células de estos tejidos, por lo tanto de esta interacción las funciones de las células pueden deteriorarse de forma temporal o permanente y ocasionar incluso la muerte de las mismas.
Dejando de lado la exposiciones a fuentes poderosas de radiacion y sus efectos veamos los efectos retardados.

Estas consecuencias se manifiestan en muchos órganos, en concreto en la médula ósea, riñones, pulmones y el cristalino de los ojos, debido al deterioro de los vasos sanguíneos.
Como consecuencias secundarias aparecen cambios degenerativos y funciones alteradas.

No obstante, el efecto retardado más importante comparándolo con personas no irradiadas, es el aumento de la incidencia de casos de cáncer y leucemia.

El aumento estadístico de leucemia y cáncer de tiroides, pulmón y mama, es significativo en poblaciones expuestas a cantidades de radiación relativamente altas (más de 1 Gy)”.

El aumento de los casos de cáncer es real (no se lo ha cuestionado), y no hace falta ser demasiado inteligente para ver que hay una gran correlación entre los efectos de la radiación y ciertos cánceres específicos.

En el artículo anterior deciamos que es posible que se este dando un proceso que no conozcamos, no comprendamos, no podamos o no querramos medir con nuestros instrumentos, pero que sea nocivo para el ser humano, la realidad, los hechos parecen indicar que esto es muy posible, ya que los efectos, es decir los cánceres que si son medibles y detectable están aumentando de forma significativa ya sea duplicándose y/o triplicándose.

También en el artículo anterior haciamos la comparación con el cigarrillo, cuantos millones de muertos harán falta para que se den cuenta y dejen de hacer negocios con la salud del hombre común?.

Si usted o alguien de su familia que viviera cerca del cementerio nuclear tuviera leucemia, se conformaría con la creación de un “grupo especial de trabajo” o con la explicación de los políticos acerca del gran desarrollo o la seguridad de las centrales y/o cementerios nucleares?.

Un estudioso de los los cementerios nucleares llamado Falk Beyer dijo:
“Alemania ha tratado de encontrar desde la década de 1960 una solución para los residuos radiactivos.
Los depósitos – Asse II, en la Baja Sajonia y Morsleben en Sachsen -Anhalt – son una catástrofe.

Los estudios han demostrado que otros depósitos, en Gorleben y Konrad Schacht, tampoco son geológicamente adecuados para el almacenamiento seguro de los residuos nucleares a largo plazo… es posible que no haya una solución segura para este material en ningún momento”.

Aplicando el sentido común deberíamos llegar a la conclusión de que si un producto genera serios problemas a los seres humanos, en primer lugar habría que dejar producirlo y luego eliminarlo.

Pero a pesar de los problemas que causa este residuo la mayoria de los paises europeos (no todos) han decidido incrementar el número de sus centrales nucleares en especial Inglaterra, eso obviamente significa un crecimiento de los residuos y de los cementerios (recuerden que la reina de Inglaterra invierte sus “moneditas” en holdings de uranio manejado por los Rotschild).
Este cementerio alemán ha almacenado desde los años 60 unos 126.000 barriles de residuos.
Luego de leer la frase superior relea más arriba las palabras del jefe indio Seattle, resaltadas en amarillo.
Pareciera ser que el indio salvaje tenia razón.

Agradecemos a Alfredo Embid del C.I.A.R. (Madrid – España) el aporte de datos.
www.amcmh.org – (Boletin 99)
C.I.A.R. (Colectivo de Investigacion sobre las Armas Radioactivas)
www.ciaramc.org

<< Efectos de la radiación I