Agrotóxicos II

₪ Agrotóxicos I ₪ Agrotóxicos II  ₪ Agrotóxicos III ₪ Agrotóxicos en Uruguay
Es imprescindible para leer este artículo haber leido el anterior “Agrotóxicos I“.

agrotoxico-450x300Un profesional que llega a ser Jefe de Laboratorio de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), lo ha hecho por ser más que bueno durante toda su carrera la cual ha realizado durante toda su vida, desde que ingresó a la escuela primaria.

Es decir su carrera como profesional, es su vida.
A estos niveles no se llega por casualidad, sino por capacidad y esfuerzo y es el propio sistema, en este caso la UBA y el CONICET quienes reconocen esto y le dan la responsabilidad del cargo.

El desacreditarlo es como “pegarle un tiro en la cabeza” porque debido a su nivel de especialización, no puede trabajar por ejemplo de panadero o plomero, y el descredito lo que logrará es que este hombre no consiga trabajo en su area específica.

Todo profesional y en especial aquellos que son investigadores, tienen como su “capital” sus antecedentes, y dentro de ellos esta la seriedad de sus trabajos sus aciertos y errores, por eso todo profesional “sabe” que cada vez que emite un juicio o una opinión, esta exponiendo todo su “capital”.

Para hacerlo hacen falta 2 cosas :
– Certeza.
– Coraje.
Certeza para no ser otro de tantos opinólogos que tienen más grande la boca que el cerebro.
Coraje para decir lo que hay que decir.
Cualquiera en su posición y en conocimiento de los mismos datos (que hay muchos) hubieran pensado : “que me voy a meter en problemas, que lo diga otro, yo no voy a poner en riesgo mi trabajo”.

El mismo sistema que lo reconoció y le dio la responsabilidad de su cargo, es el que lo queria luego sancionar y desacreditar.

Como puede ser?.
La respuesta es muy simple:
“Estaba diciendo cosas que NO SE DEBEN DECIR”.
Usted pensará : pero si estaba alertando contra problemas graves de salud, en especial para los niños de menores recursos, que son los mas desamparados.

Sin ser expertos en el tema que estaba denunciando Carrasco y confiando en su capacidad profesional y sentido comun, ya que decir esto sin fundamento sería prácticamente suicidarse profesionalmente, tomamos como ciertas o posibles las conclusiones a las que el ha llegado.

Y analizaremos esto ya no desde el punto de vista bioquímico, sino de como operan nuestras sociedades modernas.

Que a nivel ministerial se hayan enterado de sus conclusiones y lo hayan querido sancionar, muestra claramante un funcionamiento perverso, porque en lugar de verificar si hay casos de gente enferma (que los hay) y tratar de solucionarles el problema, lo que se trata de hacer es evitar que eso se conozca y que si se conoce no sea considerado verdadero o importante.
Por que la prioridad SON LOS NEGOCIOS, NO LA GENTE.

El gobierno recauda mucho dinero en impuestos con la exportación de transgénicos, las empresas multinacionales productoras de agroquímicos continúan con sus ventas masivas, los productores locales ganan mucho dinero y si pensáramos un poco mal, siempre existe la posibilidad de que se “caiga” alguna moneda dentro del movimiento de millones de dólares.

Las empresas multinacionales pueden atraves de grandes contratos de publicidad, o de poseer acciones de algunos grandes medios, etc., “hacerlos mirar para otro lado” y a los medios alternativos independientes pueden crearles muchos problemas como demandas, cortes de servicios, crearles una competencia hasta hacerlos desaparecer, desacreditarlos, comprarlos, amenazarlos, etc., etc..

El sistema se autoprotege, sacrificando la gente.
La gente es el material descartable en todo este proceso.

Hagámos una comparación desagradable, pero útil.
Assange de Wikipedia, publicó lo que podemos llamar “chismes diplomaticos cocinados” que en realidad no ayudó ni mejoró nada ni a nadie, pero fué publicado por New York Times, The Guardian y Der Spiegel, los cuales seguramente han pagado mucho por poder publicar esos cables, además realiza conferencias de prensa, se hace famoso, se le “fabrica” un problema judicial, se le ofrece realizar un libro por cifras importantes, pero mucho menores de las que se le pagó por sus libros a Bush y Blair.

En este momento acaba de surgir en su cabeza la idea de que el sistema “paga” a los que trabajan para él y “castiga” a quienes hacen lo contrario.

Lo va entendiendo?.
Que ganó Carrasco con haber hecho público esto?.
Solo problemas, y haber puesto en peligro su trabajo y su carrera que es toda su vida.
Porque lo hizo, acaso es tonto?.NO.
Es otra cosa, es una especie en extinción, que se encuentra muy poco en estos tiempos.
UN HOMBRE RESPONSABLE.
Y es lo que este mundo lleno de corruptos y acomodatícios necesita con urgencia.
En nombre de los niños de nuestros campos, y de cada uno de nosotros Dr Andres Carrasco, le decimos sinceramente, muchas gracias.

C.I.E.A.O.

₪ Agrotóxicos I ₪ Agrotóxicos II  ₪ Agrotóxicos III ₪ Agrotóxicos en Uruguay