Sistema inmunológico

El sistema inmunológico del organismo puede frenar el avance del cáncer.

sistema-inmunePor primera vez, un equipo multinacional de investigadores demostró que el sistema inmune del cuerpo puede detener el crecimiento de un tumor canceroso sin llegar a matar.

Hace ya años que los científicos trabajan en el uso del mismo sistema inmunológico del organismo para erradicar el cáncer, técnica conocida como inmunoterapia.
Estos nuevos resultados demuestran ser una alternativa al siguiente planteamiento: cuando el cáncer no puede ser eliminado con ataques inmunes, tal vez sea posible quitarlo del camino utilizando al sistema inmune para contenerlo.

Además, los resultados obtenidos por el grupo internacional de científicos también pueden ayudar a explicar por qué algunos tumores parecen de repente dejar de crecer y entrar en un período de latencia duradera.

“Gracias al modelo animal que hemos desarrollado, otros científicos pueden reproducir ahora este estado de latencia tumoral en el laboratorio y mirar directamente cómo es que las células cancerosas son puestas en jaque por el sistema inmunitario”, explica Robert Schreiber, profesor de Patología y de Inmunología de la Washington University School of Medicine de Saint Louis (Estados Unidos),y uno de los autores del hallazgo.

Y agrega: “Esto nos permitirá ver si podemos lograr ese estado con fines terapéuticos.”
Lo que buscan los investigadores es inducir artificialmente en el cuerpo un equilibrio que el mismo logra a veces por sí mismo. Cuando eso pasa, el sistema inmunológico disminuye la capacidad de replicarse de las células cancerosas, y al mismo tiempo mata al algunas, aunque no con la rapidez que sería necesaria para eliminar o reducir el tumor.

“Es posible que un día se pueda utilizar la inmunoterapia para inducir artificialmente el equilibrio y convertir al cáncer en una enfermedad crónica, pero controlable”, sugiere Mark Smyth, profesor de Inmunología del Cáncer en el Programa de Cáncer Peter McCallum Centro de Melbourne, Australia.

“La adecuada función inmunitaria es ahora considerada como otro factor importante en la prevención del desarrollo de algunos tipos de cáncer. Además de investigación y validación clínica de este proceso, el mismo también sirve para transformar al cáncer en una afección crónica, similar a otras enfermedades serias que son controladas a largo plazo mediante algún medicamento. “